Posicionamiento SEO vs Adwords

Mucho se ha discutido sobre la estrategia más efectiva para posicionar una página web, si el SEO o el Google Adwords acorde a las necesidades puntuales del cliente.

Algunas marcas, en búsqueda de un resultado inmediato, contrata Google Adwords basados en el sistema PPC, que quiere decir Pay Per Clic.

Mientras que en el caso del SEO, no se paga por cada clic que se haga en el enlace que se haya generado, sino que el posicionamiento se realizó manual u orgánico, desde la web, pasando por redes sociales y la construcción de links de calidad.

Ambas se basan en la misma premisa, mejorar la posición y exposición de una página web en los principales motores de búsqueda del mundo, especialmente Google.

Cada plan tiene sus beneficios y algunos elementos en contra y todo se basa en función a los requerimientos o naturaleza de la marca.

Pensamos en SEO

Todo plan de marketing digital, tiene en el centro de su trabajo, una estrategia de posicionamiento web, en el mediano plazo, apuntando al crecimiento orgánico de la marca y mejorar el grado de relación con los seguidores.

Existen casos en los que el posicionamiento de la web en SEO se logra en un corto plazo y es por ello aparece entre los primeros lugares de Google, generando tráfico hacía el negocio que se ha posicionado.

 

El tiempo en el que tarde en lograr el posicionamiento se debe a varios factores, pero fundamentalmente en el diseño estratégico del plan, asumiendo que la estrategia SEO fue bien estructurada.

Ahora bien, si tu página web participa de un mercado altamente competitivo, con varios millones de páginas de resultados se tardarán un tiempo. Es por ello que se deben aplicar otras estrategias para dar una dimensión funcional al plan de posicionamiento.

Lo bueno de posicionar una web utilizando estrategias de SEO es que una vez que logras alcanzar las primeras posiciones de Google, no debes pagar por cada clic que se haga sobre tu enlace.

Posicionar tu web en SEO es un punto a favor debido a que la web se mantendrá por un tiempo prolongado entre los destacado al estar actualizado en los motores de búsqueda.

Adwords  a la carta

Si partimos que las campañas de Google Adwords no están pensadas para posicionar una web, sino en destacarlas por publicidad, esta no sería la opción más atractiva para empezar el trabajo de posicionamiento.

En ese sentido Google no reconoce el contenido que se genere en la web sino en la unidad de la página para promocionarla.

Existen varias  forma de utilizar Google Adwords en las campañas de PPC, la más utilizada es aquella en la cual defines un presupuesto diario para pagar por tus clic.

Una vez terminado el presupuesto, Google, te saca de la zona de promoción solicitada y la regresa a la posición inicial.

La segunda forma que se puede utilizar con Google adwords, es dejando abierto el presupuesto diario, es decir, ofreces un valor por clic y no limitas el número máximo al día que puedes recibir.

Lo bueno que tiene este tipo de publicidad, es que te da visibilidad inmediata, no requiere de tiempos de espera, basta con elaborar tu anuncio, seleccionar las palabras por las cuales deseas que aparezca tu anuncio, pagas y listo, ya estás apareciendo.

Las campañas mixtas serían la solución más adecuada y al principio nos ha permitido en la etapa inicial tener visibilidad y luego posicionar la web entre los primeros lugares de Google.

El marketing en motores de búsqueda es controlable y  medible. Básicamente, el cliente decide cuanto es el importe, qué palabras o frases que desea comprar, eso unido a contenido de calidad, backlinks funcionales, buena presencia en al redes sociales podría convertirse en la “formula mágica” para mejorar el posicionamiento de su web.